Anti-spam corporativo: ¿Qué es y cómo funciona?

Post disponível em / disponible en / available in: Português Español English

Tempo de leitura: 1 minuto

El e-mail se ha convertido en una de las principales formas de comunicación en las organizaciones, debido a su comodidad de uso y la posibilidad de control sobre el recurso. Sin embargo, el advenimiento de las comunicaciones por correo electrónico traía desafíos para el mantenimiento de su integridad, ya que el mismo pasó a ser utilizado también por personas malintencionadas. Spam (e-mail enviado sin autorización del destinatario), phishing y otras tantas amenazas, pasaron a ser realidad en buena parte de las empresas, independientemente de su porte o segmento. En este sentido, el uso de un antispam corporativo pasa a ser esencial para la estructura de seguridad de una organización.

En este artículo traeremos información esencial sobre el antispam, incluyendo caracterización del mismo y motivación para su uso en el medio corporativo. ¡Continúe leyendo!

¿Cómo surgió el Spam?

El surgimiento del Spam está envuelto en controversia, sin embargo, presentaremos la versión que relata el surgimiento el 5 de marzo de 1994. El día en cuestión, dos abogados, Canter y Siegel, enviaron mensajes de propaganda de una lotería norteamericana para grupo de discusión de USENET, trayendo trastorno e indignación por parte de los suscriptores. En el transcurso de un mes después de lo ocurrido, no contentos con la repercusión del primer envío, los dos abogados repitieron el acto (12 de abril), en proporciones aún mayores, haciendo envío masivo de propaganda, para varios grupos y discusión de USENET, utilizando un software para automatizar el proceso.

¿Qué es un Spam y por qué usar un antispam corporativo?

En general, el spam es un mensaje enviado sin la aprobación o la solicitud del destinatario. Quien realiza este tipo de actividad se conoce como spammer, y la práctica se denomina spamming. En gran parte de los casos, el spam se envía a una gran cantidad de direcciones que pueden tener material de propaganda o contenidos que traen daño al equipo y obtienen información de los usuarios.

Con el avance de la tecnología, que permitió el envío de e-mails automáticos y masivos, y con la facilidad de comprar listas de direcciones, la práctica del spam creció aún más. Para tenerse una idea, del total de e-mails enviados hoy en día en el mundo, un 65% son spam. Para bloquear no sólo los mensajes no solicitados, sino también prevenir daños como los virus, se han desarrollado herramientas anti-spam. Esta característica sirve para filtrar los correos electrónicos y evitar que los usuarios estén expuestos a los riesgos asociados con el uso del recurso.

¿Por qué un antispam corporativo es fundamental?

El spam trae inconvenientes para personas y empresas, siendo que los impactos en el medio corporativo son mucho mayores. El phishing, por ejemplo, tiene como objetivo la práctica de estelionato. Los mensajes de phishing se envían en nombre de las empresas que prestan servicio, o incluso de los órganos del gobierno. El emisor de este tipo de e-mail solicita datos confidenciales o el pago de alguna cantidad en efectivo, a través de boletos bancarios o transferencias. En algunos casos, quien practica el phishing hace copias muy similares de documentos, haciendo difícil la identificación del fraude.

Si el colaborador de una empresa no tiene la capacidad de diferenciar un spam de un correo electrónico real, o acaba de instalar un malware que tiene acceso a la red corporativa, la organización corre serio riesgo de tener información confidencial capturada. Si no hay una política de seguridad de la información en la empresa, apoyada en el uso de un robusto antispam corporativo, así como otras soluciones para la protección de la red, la misma será vulnerable a las amenazas de Internet.

Un antispam corporativo analiza los mensajes mediante la aplicación de una serie de capas de seguridad, reduciendo la recepción de spam en un 99%. Además, las soluciones de antispam poseen otras funcionalidades asociadas a controles de extensiones de archivos, tamaño, además de, en algunos casos, tener funciones asociadas a DLP (Data loss prevention), garantizando la seguridad de tales comunicaciones.

Teniendo en cuenta los beneficios asociados al uso del antispam corporativo, es más fácil justificar inversiones en estas soluciones, componiendo la estrategia de seguridad de la información de empresas de los más variados portes y segmentos.

¿Su empresa sufre con la incidencia de Spams? Tenemos un equipo especializado y soluciones adecuadas para su negocio. Haga contacto.

Willian Pandini
willian.pandini@ostec.com.br
No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.