Acceso remoto seguro y comunicación a través de VPN

Post disponível em / disponible en / available in: Português Español English

Tempo de leitura: 1 minuto

Con la economía cada vez más globalizada, las empresas pasan a buscar pulverización geográfica, con presencia en diversos lugares, ya sea por incentivos fiscales, o meramente por oportunidad de desarrollo de nuevos negocios. En este escenario, en muchos casos, los empleados necesitan libertad para ejercer sus actividades sin limitaciones geográficas, de forma segura, sin estar atrapados en el desplazamiento físico, ya sea en grandes distancias o en grandes centros, donde cada vez más se pierde tiempo productivo debido al caos del tránsito.

El concepto de Red Virtual Privada, más conocida como VPN, surgió como alternativa financiera de comunicación segura a través de enlaces de comunicación públicos, como es el caso de Internet, y luego se convirtió en una tecnología ampliamente utilizada para acercar negocios con foco en seguridad, garantizando la integridad, la confidencialidad y la autenticidad de la información.

Actualmente, distintas tecnologías de VPN se emplean diariamente para ofrecer comunicaciones seguras en la relación entre empresas asociadas, dentro de unidades de negocios propias, y también para usuarios en tránsito, que necesitan cada vez más estar conectados a sus oficinas, como si estuvieran físicamente en los mismos.

¿Por qué son seguras las VPN?

Los datos que transitan por redes públicas son más susceptibles a interceptaciones, ya que estas conexiones a menudo no cumplen estándares de seguridad adecuados, o simplemente porque la seguridad no es el propósito de los mismos. Por este motivo, el tráfico de informaciones críticas y confidenciales de la empresa, en estos ambientes, requiere utilizar mecanismos de seguridad que dificulten la acción de individuos malintencionados.

Cuando se utiliza una VPN, se crea un túnel privado dentro de la red pública (internet) entre los lados involucrados en la comunicación (emisor y receptor). Antes de que los datos salgan del emisor, se los encripta y encapsula, y luego se dirigen al receptor. En el destino, el proceso es exactamente lo contrario, hasta que el receptor tenga el dato original y realice el procesamiento de la acción enviada.

Este proceso sólo es posible porque antes de que se establezca la conexión, los lados ya tienen sus pre-configuraciones que permiten la validez del acceso, encriptando y descifrando los paquetes de red que trafican los datos entre las partes.

La criptografía permite entregar seguridad para los datos traficados, mientras que el funelamiento, otra técnica utilizada en VPN, permite entre otras cosas fundamentales, la alcanzabilidad entre redes privadas, o no encaminadas por Internet. En este sentido, no sólo por el factor seguridad, las VPNs terminan siendo muy empleadas para proporcionar acceso remoto seguro a empresas y personas.

Acceso seguro remoto: a cualquier hora, en cualquier lugar

El trabajo de quien utiliza la tecnología como herramienta de apoyo en su día a día hace mucho tiempo no se limita a una estación fija, en la oficina de la empresa. Con la evolución de la tecnología y la necesidad de las empresas en proveer sus servicios las 24 horas del día a través de Internet, surge la demanda de recursos que posibiliten que sus colaboradores ejecuten sus actividades, independientemente de donde estén.

Sobre esta perspectiva, un colaborador de una empresa tendrá seguridad para acceder a información confidencial a través de su smartphone, mientras que está en el camino para un almuerzo, o incluso con su laptop cuando esté en su casa. Uno también puede trabajar con tranquilidad mientras espera su vuelo en el aeropuerto para un viaje de negocios, si necesita repasar información, consultar informes o comunicarse con colegas y clientes.

El trabajo, principalmente en las medianas y grandes empresas, está cada vez más descentralizado y orientado a las nuevas tecnologías y la movilidad. Para mantenerse en el mercado de forma competitiva, es necesario acompañar esta evolución. Permitiendo que los empleados ejecuten su trabajo desde cualquier lugar, la empresa gana un considerable aumento en la productividad y la agilidad, tanto individual como colectiva. En cambio, si el acceso no se ofrece con seguridad, esto puede suponer una gran amenaza para los negocios.

Son muchos los factores que introducen la necesidad de transportar los datos privados de una empresa por Internet de forma segura. Así como la seguridad de la información evoluciona, los cibercriminales también, buscando constantemente nuevas formas de interceptar datos privados para las más variadas finalidades. Los sistemas de información pueden no ser totalmente seguros, pero el uso de VPN para establecer acceso remoto reduce drásticamente las posibilidades de interceptación de estos datos.

¿Por dónde empezar?

El primer paso es entender que una VPN, por sí sola, no caracteriza un producto cerrado perteneciente a una única empresa, sino que se trata de un concepto y tecnología, que a través de la aplicación de soluciones y protocolos, ofrecen opciones para acceso remoto seguro.

Los usuarios que encajan en los perfiles o necesidades de acceso y comunicación, citados en este post, que no utilizan VPN para el establecimiento de comunicación con su empresa, pueden evaluar, junto con el sector de tecnología, la posibilidad de aplicación de los conceptos de comunicación segura a través de la implantación de VPN.

A los empresarios preocupados por la posibilidad de exposición de informaciones en tránsito, se sugiere evaluar por el sector responsable de los procesos de comunicación del mundo externo con la empresa, garantizando el máximo de conformidad en seguridad.

¿Tiene más consejos acerca del uso de una VPN y la seguridad que puede traer al entorno corporativo? ¡Comente y comparta con nosotros!

Willian Pandini
willian.pandini@ostec.com.br