Menina assistindo no tablet

Entérese de las ventajas y desventajas de introducir la tecnología en la formación de los niños

Post disponível em / disponible en / available in: Português Español

Tempo de leitura: 8 minutos

¿Deberían los niños tener acceso a la tecnología? ¿Cuál es la edad correcta para introducirlos al mundo tecnológico?

Muchos padres y responsables se ven en un dilema al tratarse del tema de introducir a sus hijos en el universo tecnológico.

La verdad es que vivimos en un mundo dominado por el internet y con diferentes tecnologías en todos los lados.

Las opiniones de los especialistas sobre la inclusión de los niños en ese mundo, son diversas. Existen pros y contras, y no podemos negar que la tecnología es de cierta manera, importante para el desarrollo de los niños y niñas. Ellas ya nacen inmersas en una sociedad digital y dependiente de la tecnología.

Continúe su lectura para saber más sobre las ventajas y desventajas asociadas a la introducción de la tecnología en la vida de los niños, y orientación sobre la edad para dar ese paso.

La tecnología está presente en el día a día

Intentar evitar el contacto del niño con la tecnología es prácticamente imposible, ya que la misma está presente en casi un 100% de nuestras actividades diarias.

De hecho, los padres tienen muchas dudas sobre la introducción de la tecnología en el día a día de los niños. Y una de las grandes dudas es: ¿cuál es la edad correcta?

Los especialistas tienen opiniones muy variadas sobre el establecimiento de una edad. Sin embargo, es necesario que el niño sea incluido en ese mundo desde temprano, pero los padres decidirán el mejor momento.

Es importante que los padres mantengan un equilibrio para que no afecten el desarrollo del niño.

A los niños de 2 a 4 años, por ejemplo, no se recomienda dejarlos enfrente de la televisión o Tablet viendo comiquitas por varias horas seguidas.

Ha sucedido que, algunos desarrollan hábitos errados desde los primeros años de la infancia y adolescencia, momento en que el uso de la tecnología es mayor.

Tampoco es raro ver a un niño que solo come o solo se duerme viendo dibujos animados en la Tablet.

Ese tipo de comportamiento afecta el desarrollo afectivo, cognitivo y social del niño.

Además de eso, los padres deben estar siempre atentos, para que no tengan acceso a contenidos o aplicativos impropios o que puedan dañar sus aparatos.

Veamos a continuación algunas ventajas y desventajas sobre la introducción de la tecnología en la vida de los niños.

Ventajas de la introducción de la tecnología en la vida de los niños.

La inclusión de la tecnología en la rutina de los niños tiene ventajas, y no son pocas. Cuando es utilizada de la manera correcta, con seguridad y respetando los límites, reporta beneficios como:

 

Evolución de la comunicación y de las capacidades cognitivas

El contacto con la tecnología en la vida diaria, ayuda al niño evolucionar en su comunicación.

Por medio de la repetición, el niño es incentivado a desarrollar su habla. Un niño que, por ejemplo, todos los días ve vídeos de La Gallina Pintadita, va a querer aprender las músicas y querer cantarlas.

Otro beneficio es la mejoría de la capacidad cognitiva. La habilidad de interpretar los estímulos del ambiente en el que está, crece. Así el niño desarrolla la capacidad de tomar decisiones por sí mismo.

Capacidad de desarrollar sus habilidades

La tecnología ayuda en el desarrollo de varias habilidades de los niños. Como, por ejemplo, agilidad para ejecutar acciones rutinarias.

Los dispositivos móviles responden rápido a toques, por lo que los niños deben seguir las funciones, lo que exige de ellos un razonamiento rápido.

Existen algunos juegos para smartphones que están diseñados para ayudar a los niños a desarrollar su raciocinio y su percepción visual. Por ejemplo, los juegos para estimular el aprendizaje sobre colores y tamaños.

Concentración y enfoque

Muchos padres piensan que el uso de la tecnología puede quitarles la concentración y enfoque a sus hijos, pero no es así. La tecnología, cuando es utilizada de manera correcta, estimula el aprendizaje.

Además, por ejemplo, cuando juegan un juego, el niño necesita estar concentrado y atento a lo que está sucediendo en el juego.

Los juegos funcionan bien para despertar la atención y ayudar al niño a tener enfoque.

Aprendizaje lúdico

Cuando el aprendizaje está asociado a juegos es muchos más fácil para el niño asimilar la información. Sin mencionar que el niño es el protagonista de su aprendizaje.

Una vez más citaremos los juegos, porque están llenos de reglas y atajos; eso hace que el niño precise aprendérselos para pasar de nivel y ganar.

Eso genera un proceso de absorción de conocimiento, ayuda guardar con más fuerza determinado asunto y tener una memoria más aguda.

Desventajas

Como todo en la vida tiene un lado positivo y un lado negativo, el uso de la tecnología trae diversas desventajas a los niños. Algunas de ellas merecen mucha atención, pues están asociadas a la salud física y mental de los pequeños, además de que puede afectar su relación con la familia, amigos y escuela.

Algunos ejemplos son:

 

Aislamiento:

La tecnología estimula al niño a comunicarse más, pero, pasar mucho tiempo en contacto con ella, trae un efecto contrario.

Si el aparato le permite al niño comunicarse sin salir de su cuarto, el niño puede acabar aislándose.

El aislamiento perjudica la socialización del niño y la formación de vínculos de amistad. Además de perjudicar también su salud mental.

Como consecuencia, ese niño puede llegar a ser un adulto con serios problemas para desenvolver relaciones interpersonales.

Sedentarismo

Generalmente, cuando los niños se envuelven demasiado con la tecnología prefieren, por ejemplo, jugar algún juego online que jugar pelota o jugar al escondite.

Entonces, acaban desenvolviendo sedentarismo, una preocupación mundial que afecta a millares de personas.

El sedentarismo puede llevar a la obesidad mórbida. Además de afectar la salud, afecta el desarrollo del niño, que acondiciona su diversión a una pantalla.

Lesiones por esfuerzos repetitivos (LER)

Según María Helena Varella Bruna, redactora y revisora del sitio web Drauzio Varella:

“LER, es un síndrome compuesto por un grupo de enfermedades, (como tendinitis, tenosinovitis, bursitis, entre otras) que afectan a los músculos, nervios y tendones de los miembros superiores principalmente.

Ese disturbio provoca dolor e inflamación y puede alterar la capacidad funcional de la región comprometida. LER es causada por mecanismos de agresión, que van desde esfuerzos repetitivos de manera continua o que exigen mucha fuerza en su ejecución, hasta vibración, postura inadecuada o estrés.”

O sea, el uso de la tecnología puede causar LER, sea por pasar mucho tiempo en la computadora con mala postura, haciendo movimientos repetitivos para utilizar el mouse o el teclado, o pasar horas sosteniendo el celular y deslizando el dedo por la pantalla.

Cyberbullying

Existe el riesgo de ser víctima de cyberbullying o volverse un agresor. En internet existen personas que utilizan esta herramienta como forma de afectar a los otros de forma ofensiva.

Podrá leer más sobre cyberbullying aquí.

Disturbios emocionales

Las nuevas tecnologías generan una serie de problemas emocionales a los niños que son muy expuestos a ellas.

Depresión, ansiedad, irritabilidad por falta de conexión y euforia ante el acceso. Como son diversas informaciones y exposiciones, sucede que muchas veces el cerebro de los niños no lo consigue asimilar.

El niño hasta podría comenzar a presentar un comportamiento violento o agresivo si se le prohíbe conectarse. Además de desarrollar trastornos del sueño o alimentación.

Bajo rendimiento escolar

Una de las desventajas de inserir a los hijos en el mundo de la tecnología, es que ellos pueden comenzar a presentar un bajo rendimiento escolar. Pues, en vez de estudiar y dedicarse a leer un libro, los niños prefieren pasar su tiempo jugando, viendo algo o en las redes sociales.

Como ya mencionamos en este artículo, no existe una edad correcta para introducir a los niños a la tecnología. Simplemente existen límites y equilibrio.

Por ejemplo, no permitir que vean televisión por varias horas seguidas, ni que vean algún contenido inapropiado para su edad.

Los padres deben decidir cuál es la edad y cómo van a administrar los horarios de sus hijos. Además, de filtrar los contenidos consumidos, buscando la introducción de materiales educativos que ayudarán en su desarrollo.

La vida del niño no puede perjudicarse por culpa de la tecnología y por eso es necesario el control de los padres.

El uso de la tecnología no puede interferir en el sueño de los niños ni en sus actividades diarias. Existen muchas ventajas y desventajas, por eso se debe estimar el equilibrio y la seguridad de los pequeños.

¿Disfrutó el artículo? Deje su opinión sobre la edad ideal para introducir a sus hijos en la tecnología.

Síganos en nuestras redes sociales y no se pierda nada de nuestro contenido: LinkedIn, Instagram, Facebook.

Sigue mejorando tu conocimiento

Thais Souza
thais.souza@ostec.com.br
No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.