5 consejos de seguridad digital para ancianos

Post disponível em / disponible en / available in: Português Español English

Tempo de leitura: 5 minutos

Una de las grandes ventajas de la rápida evolución del Internet es la forma en que se convirtió en horizontal. Esto quiere decir que gran parte de las personas, de diversas edades y clases sociales, pueden estar insertadas en el ambiente digital.

Una prueba de ello es la inclusión de la tercera edad en la web. De acuerdo con Cetic.br (Centro Regional de Estudios para el Desarrollo de la Sociedad de la Información), el número de usuarios con más de 60 años subió del 8% al 19% en el período de 2012 a 2016.

En los días de hoy, sin embargo, el creciente aumento de usuarios en Internet puede traer serias amenazas digitales, especialmente a aquellas que no tienen gran conocimiento de la importancia de la seguridad digital o que hacen uso inadecuado del Internet.

La importancia del Internet para la tercera edad

De acuerdo con una encuesta realizada por la Universidad de Passo Fundo, en Rio Grande do Sul, Brasil, el Internet puede mejorar la memoria de personas con mayor edad, pues propicia ganancias en sus capacidades cognitivas. Pero, más que eso, ella mejora la salud mental del anciano y disminuye en hasta el 30% – según otra investigación, esta vez de la Universidad de Michigan – las posibilidades de desarrollar cuadros de depresión.

Y eso no es todo. El Internet de las Cosas, la interconexión de la web con equipos del día a día (una heladera con el recurso, por ejemplo), está posibilitando el desarrollo de tecnologías que ayudan cada vez más a la tercera edad. Hoy día ya existen aparatos específicos, como pulseras, que cuidan los signos vitales, informan la ubicación del usuario, dan alertas en situaciones de peligro, poseen sensor de movimiento y mucho más. Todo esto para garantizar que el anciano, no importa dónde esté o lo que esté haciendo, tenga seguridad.

Consejos de seguridad digital

Como ha visto, la Internet presenta grandes beneficios para los ancianos, incluso la seguridad en la vida real. Sin embargo, existe cada vez más la necesidad de tener conocimiento sobre los cuidados necesarios en el medio digital. Cibercrimonosos mejoran sus tácticas cada día, realizando fraudes, robos de información y otras decenas de amenazas – una más peligrosa que la otra.

A continuación, cinco consejos específicos para que los ancianos puedan estar seguros en Internet.

Tenga cuidado con sus contraseñas

Por razones de seguridad, es necesario crear contraseñas extremadamente seguras. Evite utilizar el propio nombre, secuencias obvias de números – como 1234 -, fechas de nacimiento o cualquier otra información de fácil acceso. Para tener una buena contraseña, es interesante utilizar combinaciones de palabras, con letras mayúsculas y minúsculas, símbolos específicos y dígitos.

Después de haber establecido, es esencial guardarla en un lugar seguro. Opte por un lugar que sólo usted conozca y nunca, en ningún caso, muestre su contraseña para otra persona.

Además, es muy interesante mantener este tipo de seguridad en dispositivos personales, como un portátil o móvil. Sugerimos que los configure para que hagan el bloqueo automático pasado cierto tiempo de inactividad. Las mismas precauciones, por ejemplo, se pueden tomar en la pestaña de privacidad de las redes sociales.

Tome cuidado en las redes sociales

Para muchos ancianos, las redes sociales son parte vital del Internet. Esto es así porque es una gran forma de involucrarse, conectarse y alejar su propia soledad. Entonces, es muy importante conocer los términos – y controles – de privacidad de esas plataformas, pues sólo de esa forma se hace posible garantizar el acceso seguro.

Algunos consejos importantes, en este sentido, es cambiar la visibilidad de los datos personales disponibles en la red. No todas las personas necesitan tener conocimiento de dicha información. Otra importante sugerencia es tomar cuidado con el tipo de contenido que se está compartiendo; una vez que el material caiga en dominio público, es casi imposible revertir la situación.

Las redes sociales también son grandes plataformas para la diseminación de Fake News, es decir, noticias falsas. Esta es una amenaza cada vez mayor y que viene ganando destaque en los medios en los últimos años.

Haga sus compras en sitios de confianza

Una de las grandes posibilidades de Internet es hacer compras por tiendas virtuales. Mantente atento, sin embargo. Muchos golpes, como robo de información personal y dinero, se hacen cuando los usuarios utilizan servicios de tiendas desconocidas. Muchas de ellas pueden servir sólo como un medio de realizar prácticas criminales.

Por eso, antes de hacer cualquier pedido, busque referencias de la empresa, como testimonios y evaluaciones de otros clientes. Es muy importante ser consciente de la reputación del negocio antes de realizar cualquier actividad.

No abra e-mails ni enlaces extraños

Según la encuesta de la empresa de seguridad ESET, Brasil es el país con el mayor número de fraudes bancarios. Por eso, es vital no hacer clic en mensajes de e-mail sospechosos, anunciando algo gratis o informando sobre actualizaciones catastrales obligatorias en bancos, por ejemplo. Esos mensajes son medios que los cibercriminales utilizan para robar información personal- como contraseñas y documentos- además de vaciar informaciones, hurtar identidad y generar pérdidas financieras.

Pida ayuda siempre que lo necesite

Por último, pero no menos importante, pida ayuda siempre que tenga alguna duda. Ya sean los hijos o nietos, es importante que los usuarios de más edad tengan fuentes confiables a quienes puedan recurrir cuando necesitan descubrir alguna información precisa sobre el uso de Internet, la configuración de seguridad en dispositivos personales, redes sociales, entre otros.

Continúe leyendo

Állison Souza
allison.souza@ostec.com.br