Redução de custos com a virtualização de serviços

Reducción de costos con la virtualización de servicios

Post disponível em / disponible en / available in: Português Español English

Tempo de leitura: 5 minutos

Todas las empresas quieren tener más ganancias. Es algo básico para la supervivencia de cualquier negocio. Y una de las formas de aumentar los beneficios es reducir los costos y optimizar los recursos. Fue con ese objetivo que surgieron las tecnologías y técnicas de virtualización.

En una empresa con varios ordenadores, la mayoría de ellos no utilizaba siquiera el 50% de su capacidad computacional. ¿Por qué no crear máquinas virtuales y emular varias de ellas usando un hardware sólo? Fue a partir de este problema que profesionales de TI desarrollaron diversas soluciones en virtualización presentes en los días actuales.

En este post se presentarán algunos de los principales beneficios asociados a la virtualización de servicios, así como formas para medir la reducción de costos con la implementación de este tipo de tecnología. En posesión de estos datos, analistas y gestores de tecnología, podrán elaborar estrategias de viabilidad de proyectos de manera más asertiva.

Beneficios de la virtualización

La virtualización posibilita un mejor uso de los recursos físicos, lo que genera un aumento en la agilidad y permite la flexibilización y el dimensionamiento de la TI. De esta forma es posible reducir los gastos operativos, así como el mantenimiento y la adquisición de hardware físico.

La virtualización permite el particionamiento de los hardwares, posibilitando la ejecución de diversos sistemas operativos en una máquina física y la división de recursos del sistema entre máquinas virtuales (Virtual Machines o VMs).

Proporciona también el aislamiento de fallas y seguridad a nivel de hardware, preservando su desempeño a través de controles avanzados de los recursos. También permite la grabación en archivos del estado integral de la VM, garantizando la facilidad para moverlos y copiarlos, incluso a cualquier otro servidor físico.

Utilizando menos dispositivos, la gestión de centros de datos se vuelve mucho más práctica y simple, pudiendo ser todo definido por software. Con ello, es más fácil mantener la seguridad de los datos y la prevención de desastres, ya que la información puede transportarse fácilmente de una aplicación a otra. De esta manera, la propia organización tiene la posibilidad de crecer de forma sostenible, conquistando más productividad y eficiencia, no sólo en la capacidad de respuesta de TI, sino en todas las áreas.

Otro punto bastante evidenciado en el proceso de virtualización de servicios es la alineación con conceptos asociados a «TI Verde» que es una tendencia mundial orientada a la reducción del impacto de los recursos tecnológicos en el medio ambiente. Uno de los principales beneficios asociados a la virtualización es la reducción de la estructura tecnológica, reflejando en menos consumo de energía, generando también menor volumen de rechazos tecnológicos, destinados al reciclaje.

Para tener una idea del impacto de los servidores físicos en el medio ambiente, tenga en cuenta un estudio realizado por el NRDC – el Natural Resources Defense Council (Consejo de Defensa de Recursos Naturales) -, que identificó que sólo en Estados Unidos los servidores de Internet consumieron nada menos que 91 mil millones de kilowatts-hora (kWh) en 2013. Esa cantidad de energía es suficiente para mantener encendidas 91.000 millones de lámparas de 100 W durante 10 horas o más de 103 millones de ellas durante todo el año.

La economía generada por la virtualización no se refleja sólo en el bolsillo del empresario, sino también en el ecosistema de todo el planeta.

Cómo calcular la economía generada por la virtualización

Que la virtualización de servicios puede generar una gran reducción de costos no hay duda. Sin embargo, una de las grandes dificultades de los analistas de TI es hacer un sondeo y justificar las inversiones en soluciones como ésta.

 

Pensando en resolver este dilema el blog CIO presentó algunos puntos que deben ser tenidos en cuenta al evaluar los resultados que la virtualización puede generar.

Costo basado en el consumo: Este es el costo basado en la actividad, en que los gastos totales de TI se dividen según el volumen de transacciones, el número de usuarios, el de servidores o cualquier otra unidad de trabajo que interfiera en las operaciones de ese departamento.

Costos de servicio frente a costos de infraestructura: Los costos de servicio son aquellos que varían según el consumo. Y una forma de contabilizarlos es analizar la capacidad inactiva, separando los gastos base, el ancho de banda, el acceso a la red y los espacios en el centro de datos, por ejemplo.

Los costos de infraestructura corresponden a los factores necesarios para mantener las actividades, como servidores, licencias, almacenamiento, salario de los profesionales, energía, espacio físico, depreciación y etc.

Al enumerar todos estos costos y confrontar con las soluciones de virtualización disponibles es posible tener una idea más concreta sobre cuánto esta opción puede generar de economía para su negocio.

Por último, busque soporte de empresas que presten servicios de consultoría en virtualización. Así es posible implementar los procesos y herramientas adecuadas para suplir las necesidades de profesionales y negocios. Esto ciertamente garantizará el uso de las mejores herramientas, reducción de la curva de aprendizaje y por consecuencia resultados más rápidos, que acarrean en economía para los negocios.

ostec
ostec@ostec.com.br
No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.